Vida

¿Debo comer piña si tengo diabetes?


Creado para Greatist por los expertos de Healthline. Lee mas

Compartir en Pinterest

¡Trópico como si estuviera caliente! Esta sabrosa fruta te hace sentir como si estuvieras de vacaciones pero sin la molestia del protector solar y la seguridad del aeropuerto.

¿Pero es la piña compatible con la diabetes? Afortunadamente, sí, ¡más o menos! Cuando se come con moderación y se combina con una proteína, esta fruta espinosa no aumentará su nivel de azúcar en la sangre.

Balanceando tu dieta

Desde los días de Atkins hasta la locura de ceto, probablemente sepa que controlar la diabetes significa rastrear los carbohidratos. Controlar su consumo de carbohidratos puede ayudarlo a controlar el peso y mantener bajo control el azúcar en la sangre.

Cómo administrar su consumo de carbohidratos

El piso no es lava, ¡es azúcar! El primer paso hacia una dieta amigable para la diabetes es evitar los bocadillos azucarados altamente procesados ​​a toda costa. Los azúcares naturales están bien con moderación, pero comer exceso de azúcar puede causar un pico de azúcar en la sangre y un aumento de peso.

Paso dos en el manejo de carbohidratos, evite los alimentos que se convierten en azúcar.

Toma la papa, por ejemplo. Es posible que este maestro del engaño no tenga un sabor muy dulce, pero todo ese almidón se convierte en glucosa a medida que se digiere, lo que aumenta rápidamente el azúcar en la sangre. ¡Y pensaste que su truco de fiesta se estaba transformando en papas fritas o papas fritas!

¿Qué hay de la fruta?

Una porción adecuada de fruta para una persona con diabetes no contiene más de 15 gramos de carbohidratos. Entonces, realmente, puedes comer cualquier fruta, siempre y cuando cuentes tus carbohidratos. Una taza de piña equivale a 15 gramos de carbohidratos. Es lo mismo que media taza de jugo de piña sin azúcar.

Línea de fondo

Cuente sus carbohidratos y controle su nivel de azúcar en la sangre regularmente para saber cuánto azúcar ingresa a su torrente sanguíneo. Todos tienen una tolerancia diferente a la cantidad de azúcar que pueden consumir. Para determinar cuántos gramos de fruta por día es mejor para usted, consulte con su médico o dietista.

Como la piña afecta el azúcar en la sangre

Índice glucémico y carga glucémica

Junto con el conteo de carbohidratos, puede tener en cuenta el índice glucémico (GI) y la carga glucémica (GL) de los alimentos que come. El índice glucémico (IG) mide qué tan rápido los carbohidratos en un alimento específico aumentan el azúcar en la sangre. La carga glucémica tiene en cuenta la rapidez con que un alimento hace que la glucosa ingrese al torrente sanguíneo y cuánta glucosa por porción puede entregar.

Los alimentos que tienen un IG bajo y un GL bajo son los mejores para controlar los niveles de azúcar en la sangre.

Cualquier cosa con un GL por debajo de 10 es excelente, y cualquier cosa por encima de 10 debe comerse con moderación o evitarse.

Alimentos con IG bajo (55 y menos)

  • Estos alimentos se digieren y procesan lentamente, y no causan picos de azúcar en la sangre. Por ejemplo, los frijoles tienen un IG bajo de 24.

Alimentos con IG medio (56-69 IG)

  • Estos alimentos se consumen mejor con moderación y en porciones más pequeñas, ya que pueden elevar el azúcar en la sangre. La piña se considera una fruta GI media con un 59 en la escala GI y un 6 en la escala GL.

Alimentos con alto IG (70 y más)

  • Estos alimentos aumentan el azúcar en la sangre rápidamente. Por ejemplo, los copos de maíz son altos, llegando a 81 en la escala GI.

El factor maduro

No toda la piña es igual. Si la fruta está súper madura, el IG es mayor porque el proceso de maduración aumenta los azúcares naturales. Por lo general, una piña madura no hará una gran diferencia en cómo afecta el azúcar en la sangre en comparación con una no tan madura, pero es algo a considerar.

Línea de fondo

La piña es un tipo de fruta para ocasiones especiales debido a su efecto moderado sobre el azúcar en la sangre. Consúmelo en porciones más pequeñas y con moderación.

Que evitar

La piña fresca es natural y, con mucho, la mejor manera de disfrutar la fruta.

Tenga cuidado con la piña procesada: eso significa enlatado, seco, jugo y, a menudo, congelado. Estas formas despojan a la fruta de sus nutrientes naturales y generalmente contienen azúcares añadidos.

Nutrición de piña

Dios mío, qué piña de manzana fina es. ¡Di eso diez veces rápido!

¿Qué hay en la piña que la hace tan genial?

  • Fibra. Lo mantiene lleno por más tiempo y ralentiza la absorción de azúcar, evitando picos de azúcar en la sangre.
  • Vitaminas A, B y C. Potentes antioxidantes que se cree que previenen afecciones crónicas como enfermedades cardíacas y algunos tipos de cáncer.
  • Manganeso. Un nutriente esencial que promueve la salud ósea y la curación de heridas.
  • Bromelina Una enzima digestiva exclusiva de la piña.

Exclusivo de la piña es una enzima digestiva llamada bromelina. No, esa no es una nueva colonia para hermanos, sino una enzima que puede mejorar la salud cardiovascular, aliviar la osteoartritis y combatir el cáncer.

Se necesita más investigación para reforzar estos hallazgos.

Cómo emparejar piña

Si bien esa piña colada llevará el azúcar en la sangre a la ciudad, la combinación de piña fresca con una proteína o grasa saludable producirá los mejores resultados.

Por ejemplo, agregar piña al yogur griego o preparar un lomo de cerdo con salsa de piña disminuirá la absorción de azúcar, manteniendo los niveles de azúcar en la sangre bajo control.

Independientemente de cómo elija emparejar su piña, recuerde controlar su azúcar en la sangre antes y después de consumirla para ver cómo le afecta.