Informacion

Cómo comer grasa puede hacerte más inteligente


Te podría gustar

9 excusas para comer tostadas de aguacate todos los días

Grasa: Lo que una vez fue el feo hijastro del mundo de la dieta ahora se anuncia como el salvador de la humanidad. OK, tal vez eso está llevando las cosas un poco demasiado lejos. Pero la grasa ofrece grandes beneficios para nuestros cuerpos y nuestras mentes. Siga leyendo para aprender cómo hacer que la grasa trabaje para su cerebro.

¿Es la grasa realmente buena para mi cerebro?

Si. Lo creas o no, nuestros cerebros están compuestos de 60 por ciento de grasa. Ácidos grasos esenciales y cerebro humano. Chang, CY, Ke, DS y Chen, JY. Acta Neurologica Taiwanica, diciembre de 2009; 18 (4): 231-41 Siendo ese el caso, no debería sorprendernos que nuestros cerebros necesiten grasa para funcionar correctamente. Y a pesar de que el cerebro representa una porción tan pequeña de nuestro peso corporal, utiliza el 20 por ciento de la energía metabólica del cuerpo.

Una buena nutrición en general es clave para mantener un cerebro saludable (¡y mantener sano al resto de ustedes!). De hecho, los estudios muestran que la nutrición afecta el desarrollo y la función del cerebro a lo largo de nuestras vidas. Alimentar su cerebro con grasa, en particular, fomenta la cetosis, que proporciona energía al cerebro y ayuda a proteger contra las enfermedades cerebrales, entre otros beneficios para la salud. Una dieta rica en grasas monoinsaturadas también puede aumentar la producción de acetilcolina, un neurotransmisor que juega un papel importante en el aprendizaje y la memoria.

Las 3 principales grasas dietéticas para tu mente y cuerpo

1. Grasa poliinsaturada

Las grasas poliinsaturadas contienen los ácidos grasos esenciales (AGE) omega-3 y omega-6. Nuestros cerebros necesitan estas grasas para funcionar correctamente (los estudios también muestran que comer grandes cantidades de ácidos grasos omega-3 está relacionado con tasas reducidas de depresión mayor, pero nuestros cuerpos no pueden producirlas. Esto significa que es importante que incluyamos estas fuentes de grasa en nuestras dietas

2. DHA

DHA, un ácido graso omega-3, ha demostrado que ayuda a las funciones cerebrales como la memoria, la capacidad de hablar y las habilidades motoras. Se ha demostrado que el aumento de los niveles dietéticos de omega-3 ayuda a mejorar afecciones como la depresión, el trastorno bipolar y el TDAH.

3. Grasa saturada

La grasa saturada es en realidad uno de los principales componentes de las células cerebrales y, por lo tanto, es necesaria para una función cerebral saludable. En un estudio, se descubrió que las personas que comían más grasas saturadas reducían su riesgo de desarrollar demencia en un 36 por ciento. La grasa saturada también proporciona beneficios para el hígado y el sistema inmunológico y ayuda a mantener el equilibrio hormonal adecuado.

6 alimentos llenos de grasas saludables

Compartir en Pinterest

1. Aguacate

Las grasas monoinsaturadas en los aguacates benefician la función cerebral y promueven un flujo sanguíneo saludable, y un flujo saludable de sangre al cerebro significa un cerebro altamente funcional. El superalimento verde cremoso también es bueno para tu corazón. Su fuerte dosis de ácidos grasos monoinsaturados puede ayudar a reducir los niveles de colesterol y puede ayudar a prevenir la coagulación de la sangre. También contienen potasio, que puede ayudar a controlar la presión arterial, y magnesio, que se ha asociado con un menor riesgo de enfermedad cardíaca en los hombres.//www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3664913/">/ /www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3664913/

2. salmón

El salmón contiene altas cantidades de ácidos grasos omega-3. El salmón se come mejor al vapor o ligeramente a la parrilla para preservar la integridad de los omega-3. Si eres fanático del sushi, estás de suerte: los Omega-3 también están presentes en el pescado crudo.

3. Nueces

Las nueces son una gran fuente de grasas no saturadas y vitamina E, que contribuyen a un mejor funcionamiento del cerebro. Las almendras, las nueces y las nueces también pueden ayudar a proteger contra el deterioro cognitivo.

4. huevos enteros

Los huevos contienen grasas saturadas y colina, que pueden mejorar las habilidades de memoria y la salud general del cerebro.

5. Aceite de oliva

Una grasa saludable que se puede agregar a casi cualquier comida, el aceite de oliva puede ayudar a mejorar la memoria y proteger contra la demencia y el deterioro cognitivo.

6. aceite de coco

Además de contener triglicéridos de cadena media (MCT), que apoyan la pérdida de grasa y desarrollan tejido muscular magro, el aceite de coco puede ayudar a regenerar y sanar la función nerviosa dentro de su cerebro.

La comida para llevar: hacer que la grasa trabaje para usted

El truco para encontrar un medio feliz entre comer demasiado y muy poca grasa es buscar fuentes de alimentos enteros, sin procesar, de grasas saludables y consumirlas con moderación. Al adoptar fuentes saludables de grasa, puede ayudar a garantizar una función cerebral óptima en los años venideros.