Nuevo

44 recetas fáciles de desayuno que no creerás no contienen gluten


En una dieta sin gluten, las opciones de desayuno se vuelven un poco limitadas. Y no es que la avena, los huevos, el yogur griego con bayas y la tostada de aguacate con pan sin gluten sean malos, es que a veces miras tan atentamente la pila de panqueques o el bollo de tu amiga en el brunch que comienza a sugerir reunirse por "solo café "en su lugar.

Te podría gustar

62 postres saludables sin gluten

Ahorre su amistad y su estómago envidioso y aburrido haciendo estos desayunos sin gluten en casa (e invitando a su amigo el próximo fin de semana). Ya sea que desees dulces o algo salado, te tenemos cubierto. Estamos hablando de productos horneados tan deliciosos como los rellenos de trigo, quiches abundantes con corteza, barras para llevar e incluso pizza para comenzar bien el día.

Magdalenas y bollos

Compartir en Pinterest

1. Magdalenas de canela tostadas por la mañana

Los rollos de canela son deliciosos, pero generalmente están cargados de mantequilla y son demasiado grandes para que cualquiera pueda terminarlos cómodamente. Estas magdalenas ofrecen ese mismo sabor cálido, sin el coma de azúcar. Son veganos, sin gluten, e incluso usan tofu de seda lleno de proteínas para un panecillo que se llena sin sentirse pesado.

2. Bollos de arándano y naranja sin gluten

El arándano y la naranja son básicamente las combinaciones de sabores Jay Z y Beyoncé, por lo que estos bollos son definitivamente un éxito. Normalmente cargada con mantequilla y crema, esta receta reduce las cosas ricas e intercambia un poco de yogur griego sin grasa. Mientras hornean, practica tus movimientos de baile Bey.

3. Muffins sin gluten y sin granos

Hay algo sobre las mini magdalenas que las hace saber aún mejor que las de tamaño normal. Y con siete ingredientes, estos son tan fáciles como saludables. La mayor parte de la dulzura proviene del plátano, y la mantequilla de nuez agrega un poco de proteína para que pueda disfrutar de algunas chispas de chocolate en la parte superior.

4. Muffins de plátano sin gluten

Al igual que una versión reducida del pan de plátano, estas magdalenas tienen tanto sabor como el pan tradicional. Con todo el plátano, no hay forma de que estas magdalenas no se vuelvan húmedas cada vez, además, es probable que pueda usar menos azúcar de la requerida.

Compartir en Pinterest

5. Bollos de almendra y vainilla

Los pasteles de desayuno de almendras pueden carecer del sabor que parecen prometer (esas pocas rodajas de nueces esparcidas en la parte superior son tan engañosas). Estas golosinas dependen de la harina de almendras para garantizar que sean seguras para quienes evitan el gluten y que estén llenas de sabor a nuez. Son casi como tomar un macarrón para el desayuno.

6. Muffins de arándanos sin gluten

Un panecillo clásico de arándanos es demasiado sabroso para renunciar, y no tienes que hacerlo si evitas el gluten. Un método fácil de dos tazones produce estas delicias de desayuno en muy poco tiempo. Los arándanos obtienen puntos importantes para los antioxidantes, y el toque de limón en esta receta hace que su sabor destaque.

7. Bollos de aceite de coco, pera y avena

Los bollos pueden ser un poco secos y aburridos. No estos Las peras frescas agregan humedad y un impulso de sabor naturalmente dulce, mientras que la avena sin gluten aporta fibra de relleno. El poco de cardamomo trae el sabor de "No sé qué es eso, pero es increíble".

8. Muffins de avena y manzana de arce

Un plato de avena es un excelente desayuno, pero es bastante fácil meterse en la rutina. Sin embargo, hornear un lote de magdalenas toma solo un poco más de tiempo, y luego desayunas algunas mañanas. Endulzados con azúcar de coco (que es similar en sabor al azúcar moreno), jarabe de arce y puré de manzana, estos permanecen fuera de la zona demasiado azucarada en la que pueden caer muchas magdalenas para que no se estrelle a media mañana.

9. Scones de calabaza saludables

El pan de calabaza es un alimento básico para el desayuno, pero las porciones pueden ser difíciles de controlar ya que es muy bueno. ¿Por qué no presentar la sabrosa calabaza al mundo de los bollos? El puré de calabaza y la harina de arroz integral empacan cada bollo con una gran dosis de fibra. Y hay algo más fácil al comer solo un bollo en lugar de una rebanada de pan (excesivamente) generosa.

Panqueques, Waffles y Crepes

Compartir en Pinterest

10. Panqueques de galletas de chispas de chocolate y avena

Algunas mañanas son difíciles. Para esos días, estos panqueques están ahí para alegrar las cosas. Aunque suenan decadentes, son veganos y endulzados con dátiles y plátano. La receta es tan simple como echar los ingredientes de la masa en la licuadora, luego agregar las chispas de chocolate y cocinar. (De nada.)

11. Gofres esponjosos sin gluten

El secreto de la textura aireada de estos gofres es batir las claras de huevo antes de doblarlas en la masa. Pueden ser un poco más de trabajo que un gofre típico, pero el método es simple. Y asegúrese de usar yogur regular de leche entera, no griego: la grasa evita que los waffles sean gomosos, pero el griego es demasiado espeso para esta receta.

12. Crepes de avena sin gluten con tomate, albahaca y queso de cabra

Las crepes saladas son tan deliciosas como las variaciones dulces. Los tomates contienen licopeno antioxidante y pueden ayudar a prevenir ciertos tipos de cáncer. Con queso de cabra y albahaca (otro posible luchador contra el cáncer), hacen un relleno jugoso, picante e irresistible.

13. Waffles veganos sin gluten con jarabe de frambuesa y limón

Es difícil encontrar recetas para waffles que sean veganas y sin gluten. Es aún más difícil encontrar unos que realmente sepan bien, así que considera esta receta como tu mejor amigo. Un método simple produce gofres tiernos y crujientes, con un ligero sabor a coco y grasas saludables gracias al aceite de coco, la harina y la leche.

14. Panqueques de dos ingredientes

Nunca es divertido cuando te apetece comer panqueques y te quedas sin harina. Puede sonar totalmente loco, pero es posible hacer flapjacks fantásticos con nada más que un plátano y huevos, que agregan seis gramos de proteína en cada porción. ¿Incluso mejor que la lista de ingredientes? Estos panqueques pueden estar sobre la mesa en cuestión de minutos.

Compartir en Pinterest

15. Crepes salados con verduras asadas con ajo y romero

Asar una bandeja de verduras es obvio para la cena, y son igual de buenos en la mesa del desayuno. Un viaje al horno desarrolla un sabor rico y tostado y libera algo de tiempo para preparar los crepes. Hecho principalmente de huevos, estos crepes son súper satisfactorios. Aunque la receta requiere calabacín y zanahorias, siéntase libre de usar verduras en el refrigerador.

16. Panqueques de trigo sarraceno esponjoso con salsa de arándanos

Los panqueques sin gluten a veces pueden tener la textura de un disco de hockey. Esta receta utiliza harina de trigo sarraceno para hacer una pila ligera, ligeramente nuez, y contiene fibra y vitaminas del grupo B. La cobertura de arándanos es opcional, pero con solo tres ingredientes, es casi sin esfuerzo.

17. Panqueques de taza de mantequilla de maní

¿Dulces en el desayuno? Cuando se trata de estos panqueques, lo aprobamos (aunque no nos malinterpreten, sin duda son una delicia). La mitad de la masa está enriquecida con PB natural, mientras que la otra mitad tiene cacao agregado. Cocinar la mezcla de mantequilla de maní sobre la de chocolate crea el efecto ojo de buey. Son ricas y esponjosas como están, o se exceden y se adornan con una taza de mantequilla de maní. #yolo.

18. Waffles de calabaza vegana sin gluten con especias y naranja

Los waffles de calabaza pueden convertir una buena mañana en un día fantástico. Esta receta mezcla la canela con nuestra calabaza favorita para obtener un sabor reconfortante que se enriquece con la bondad del jugo de naranja y la ralladura. Puedes comprar harina de avena, pero esta receta demuestra cómo hacerlo en casa en unos 15 segundos. Harina casera? Eso merece una ronda de aplausos, o al menos una llovizna extra de jarabe de arce.

19. Waffles de plátano y coco

Para los días en que elegir entre waffles y pan de plátano parece casi imposible, estos waffles son una combinación ganadora. La lista de ingredientes es un poco larga, pero la masa se une en minutos combinando rápidamente los ingredientes húmedos con los secos. Cualquier leche no láctea funcionará, aunque la leche de coco aumenta el factor tropical.

Tazones de desayuno

Compartir en Pinterest

20. Tazón de quinua "zen"

La belleza de un tazón de desayuno es que puedes tirar casi cualquier cosa, pero eso no garantiza que tenga buen sabor. Esta combinación de claras de huevo, brócoli, tomates, champiñones, col rizada, zanahorias, aguacate y brotes se combina perfectamente con algunas especias, y la mezcla te mantiene lleno (y lleno de energía) durante toda la mañana. Esto también sería un gran almuerzo o cena.

21. Tazón de desayuno de quinua

¿Sobras de quinua de la cena de anoche? Reutilizarlo en un tratamiento matutino es una excelente manera de comenzar el día con proteínas y magnesio, que su cuerpo necesita para producir energía. Las opciones de cobertura son infinitas: elija dos (o más) frutas y algunas nueces o semillas. Un poco de canela o nuez moscada (o ambos) también agrega profundidad de sabor.

22. dulce desayuno polenta

Llámalos sémola o polenta; es delicioso de cualquier manera, y al igual que la avena, este grano integral puede ser sabroso o dulce. En lugar de sofocarse con mantequilla y queso, al estilo sureño, esta receta cocina la polenta con leche de coco y la cubre con coco rallado y jarabe de arce real.

23. Melocotones especiados y crema de gachas de amaranto

Un grano integral menos conocido, el amaranto se cocina súper cremoso y satisfactorio, además de que proporciona más hierro y calcio que la mayoría de los otros granos. Mientras se cocina, tuesta las nueces y calienta algunos duraznos y dátiles con canela para una cobertura dulce y saludable.

24. Superfood Breakfast Tazón de quinua

Dale sabor al desayuno, no con chiles, sino con nuez moscada caliente y cardamomo. Este tazón se endulza naturalmente con dátiles, luego se adorna con pepitas, bayas de goji y semillas de chía para obtener proteínas, fibra, color, crujiente y satisfacción adicional.

25. Polenta con verduras asadas y queso feta

Para una forma impresionante de entretener a los amigos que evitan el gluten, no hay nada mejor ni más hermoso que un brunch de polenta cubierto con vegetales ahumados y dorados al horno. Es tan fácil hacerse vegano omitiendo el queso. Esto lleva algo de tiempo, pero solo para hornear mientras te sientas y te pones al día con tus invitados. El tiempo de preparación real es mínimo.

26. Gachas cremosas de trigo sarraceno y plátano

Para un desayuno que mantenga los niveles de energía muy altos después de la hora del almuerzo, pruebe un plato cremoso de trigo sarraceno con picos de plátano. La poderosa semilla es una buena fuente de magnesio, y las dietas altas en este mineral parecen reducir el riesgo de diabetes. Es solo una ventaja que sabe maravilloso.

27. Desayuno arroz integral frito

La comida fría que sobra para llevar puede ser suficiente como una comida de la mañana, pero sabe un poco ... ¿triste? Preferimos tomar el arroz integral sobrante y convertirlo en un plato caliente que esté listo en minutos. La adición de espinacas hace que esta receta sea buena para su sistema inmunológico, ojos, piel y niveles de energía.

Barras

Compartir en Pinterest

28. Barras de fecha sin gluten

A veces, algo pegajoso y dulce suena genial para el desayuno, y estas golosinas satisfarán ese deseo sin toneladas de azúcar o mantequilla. Una corteza fácil con avena, coco y nueces es compatible con una capa de puré de dátiles que tiene un sabor fantástico y ofrece antioxidantes. Se mantienen maravillosamente en el congelador, por lo que probablemente sea necesario un doble lote.

29. Barras de cereal de quinua

Las tostadas y la mermelada son tan aburridas y poco llenas. Reemplace ese pan seco con estas barras suaves que esconden una capa de mermelada dulce en su interior. Esta receta utiliza copos de quinua, que se enrollan y se cocinan más rápido que la semilla normal. ¿Qué hacer con el resto de los copos? Pruebe cereal de avena o pastel de chocolate en el microondas.

30. Barras de proteínas veganas y sin gluten sin hornear

Con una corteza similar a un brownie debajo de una capa cremosa de mantequilla de maní, estos saben mucho mejor que cualquier barra de proteína que se venda en las tiendas, ¡y son más baratos! Sin embargo, no se deje engañar por el sabor, estas realmente son barras de proteínas, incluso si la receta solo requiere ingredientes a base de plantas: avena, harina de avena, proteína en polvo, semillas de chía, semillas de cáñamo y mantequilla de maní. Prueba esta comida portátil y abundante a la mañana después del entrenamiento matutino.

31. Sabrosas barras de desayuno de espinacas y quinua

Los amantes del desayuno salado siempre parecen perderse la portabilidad y la facilidad de las barras de comida, pero esta receta fue diseñada pensando en ellos. Estos saben casi como spanakopita con la combinación de requesón, espinacas y un poco de aceite de oliva, y son un gran ejemplo de lo deliciosa que puede ser una alimentación limpia.

Compartir en Pinterest

32. Saludables barras de desayuno de avena con chispas de chocolate y pan de plátano

Los plátanos y la avena son alimentos básicos saludables para el desayuno (hola, potasio y fibra). Y dado que el chocolate combina bien con ambos, ¿por qué no agregar un poco a la mezcla? Estas barras están libres de azúcares refinados y se congelan maravillosamente, así que no te preocupes por que algo vaya mal. Y con estos en el congelador, siempre estás armado con refrigerios saludables cuando llega un antojo de postres.

33. Barras de arándanos

Para un desayuno con sabor a fruta que es definitivamente más emocionante que las bayas sobre el yogur, estos son perfectos. Las delicias bonitas de dos pisos solo toman seis ingredientes, incluida la harina de avena, que es una fuente o prebióticos, los químicos naturales que ayudan a los probióticos (bacterias buenas que promueven un sistema digestivo saludable) a crecer en el intestino.

34. Barras de desayuno sin gluten

Las barras de granola son perfectas para alimentar las mañanas en movimiento, pero las opciones sin gluten pueden ser aburridas. Esta receta lo suficientemente dulce se puede cambiar fácilmente: elija una nuez o semilla, una fruta seca, cualquier leche y especias. Queremos probar semillas de girasol, arándanos y jengibre.

35. Barras de desayuno de amaranto sin gluten

Con un tiempo de inicio a fin de menos de 15 minutos, estos bares son perfectos para preparar por la noche para que estén listos para ir a la mañana siguiente. (De todos modos, deben permanecer en el refrigerador durante aproximadamente una hora antes de comerlos). El uso de semillas de girasol y mantequilla de semillas de girasol aumenta la vitamina E para ayudar a su cuerpo a combatir los radicales libres, aunque puede usar cualquier mantequilla de nuez que desee.

36. Barras de desayuno de mantequilla de maní y chocolate

Cuatro tipos de semillas, dos tipos de nueces y mantequilla de nueces empacan estas barras con proteínas y grasas saludables. Sin duda, es un bar que es una comida y te mantendrá lleno hasta el almuerzo.

Cazuelas, Quiche y Pizza

Compartir en Pinterest

37. Mini quiche mediterránea sin gluten

Es difícil superar el quiche para un desayuno elegante que es delicioso y hermoso. Pero hay una manera de mejorarlo: miniaturizarlo. Estas bellezas están hechas con harina de almendras, que contiene unos sorprendentes cuatro gramos de proteína en cada quiche. La combinación de espinacas, cebolla, tomates secos y aceitunas animará su paladar y cuerpo durante el día.

38. Cazuela de desayuno sin gluten

Pocas cosas son más divertidas que organizar un brunch de fin de semana, pero las comidas pueden ser tan ricas que todos tienen que luchar para mantenerse despiertos en la mesa. ¡No con esta receta! Es vegano y sin gluten, con tempeh, tofu y papas. Aunque lleva tiempo preparar todas las capas, los pasos son simples. Además, es mucho más fácil que tratar de cocinar huevos o panqueques de forma individual, lo que libera mucho tiempo para disfrutar de una mimosa.

39. Pizza de desayuno con harina de garbanzos

Si bien hacer pizza en casa es divertido, puede ser un gran proyecto que lleva una eternidad. ¡No tiene por qué ser así! Presentamos la pizza cocinada en sartén. La corteza de garbanzos se cocina tan fácilmente como un panqueque y es la base perfecta para huevos y salsa. La mejor parte es que solo toma 15 minutos.

40. Estratos de espinacas sin gluten

Si no eres un profesional en voltear tortillas, conoce los estratos. Aquí, las espinacas y el queso se colocan en capas en el fondo de una cacerola y luego la mezcla de huevo se completa antes de ir al horno. Todavía obtienes toda la bondad esponjosa, sin riesgo de que tu comida se desmorone (o caiga al suelo) mientras cocinas.

41. Cazuela de desayuno vegano

Las opciones de desayuno salado para quienes evitan el gluten y los productos animales pueden ser difíciles de conseguir, por lo que prepararlo en casa es la mejor opción. Esta cazuela incluye tocino tempeh y champiñones para una textura carnosa y utiliza una mezcla de tofu para sustituir los huevos. Las proteínas y las verduras (y el queso vegano) son un comienzo perfecto para el día.

42. Quiche de rúcula y cremini con costra de almendras sin gluten

El sustituto obvio libre de gluten para el quiche es una frittata, pero las frittatas se están perdiendo la bondad de una corteza escamosa. Esta receta utiliza una masa de harina de almendras fácil que se presiona en el plato de pastel y se llena con champiñones, espinacas y queso de cabra. Una pizca de hojuelas de pimienta agrega un toque de especia, pero el jalapeño fresco agregaría una patada seria.

43. Horneado de espinacas y quinua

Algunas personas son excelentes para calcular la cantidad perfecta de quinua para cocinar, pero el resto de nosotros siempre (¡siempre!) Terminamos con demasiado. Ups En lugar de tirarlo, úsalo para hacer una fabulosa cazuela de desayuno. Las espinacas y el yogur griego ayudan a promover la buena salud ósea, y la quinua aumenta las proteínas y la fibra. Nadie tiene que saber que fue hecho de sobras.

44. Pizza de desayuno con costra de coliflor sin gluten

Reemplazar la masa de pizza normal con coliflor significa sin gluten, menos carbohidratos, más fibra y mucho más sabor. Además, ¿a quién no le gusta el queso horneado en la corteza? Esta receta utiliza salsa de pizza, queso y huevos para los ingredientes, pero las opciones son infinitas.